Archivos Mensuales: abril 2014

TRASTORNO NEGATIVISTA DESAFIANTE NIÑOS RETADORES

Según la experiencia de la Pediatra Psicoterapeuta de niños, Silvia Imelda Peña Neira.  Los problemas de conducta más frecuentes como motivo de consulta de niños, se encuentra el Trastorno Negativista (antes llamado oposicionista) Desafiante, que son los niños Retadores.

Considera que en los niños preescolares (3 a 5 años) puede considerarse esta conducta como parte de su desarrollo, pero si no se maneja adecuadamente puede progresar a un problema de conducta mayor.

Como causas que lo producen se han descrito varias, como niños cuyos padres tienen problemas conyugales, es frecuente observar que los padres de estos niños tuvieron este mismo problema de conducta (inclusive en algunos persiste en la vida adulta) u otra psicopatología. Influyen también problemas ambientales (económicos, sociales, etc.) y se ha relacionado con el tabaquismo durante el embarazo.  Se propone entonces el manejo familiar desde un diseño de normas por los padres que comprendan al niño en su dinámica familiar.

 MANEJO DEL NIÑO RETADOR A TRAVÉS DE INSTITUIR NORMAS FAMILIARES CLARAS.

  1. Lo más importante es que la pareja de padres esté de acuerdo con cualquier manejo de la conducta del niño. Es muy cierto que el niño sigue el dicho “divide y vencerás”.
  2. Los padres tienen que saber qué hacer ante la conducta del niño, no es muy bueno estar improvisando, ni el estar confundidos.
  3. Es necesario que los padres entiendan que poner LÍMITES no es sinónimo de ser AGRESIVOS o ESTRICTOS.
  4. Es verdad que con estos niños es válido aquel dicho que dice “el que se desespera pierde”, si los padres se desesperan y enojan, por lo regular terminan perdiendo frente al hijo, por los sentimientos de culpa.
  5. No sirve contar hasta 10.
  6. La mejor forma de no desesperarse o enojarse, es que los padres, previamente, sepan qué hacer ante la conducta retadora del niño, y no decidir en el momento del conflicto lo que van a hacer, es decir, no tomar decisiones “en el calor de las copas”.
  7. Es recomendable que los padres, se sienten a discutir a solas y lleguen a un acuerdo, sobre lo que van a hacer cuando el niño rete la autoridad de la familia o la escuela, es decir, tienen que definir castigos o reprimendas al niño.
  8. Es importante que el castigo no busque provocar miedo o lastimar la autoestima del niño, sino hacerle ver al niño que tiene ahora una restricción de sus actividades placenteras, pero que no lo van a dañar si no las lleva a cabo.
  9. El castigo debe ser bien definido en tiempo y cantidad. Evitar los “nunca” o “siempre”.
  10. Las reprimendas se deberán aplicar a la primera vez que se desobedezca y no esperar a que reflexione el niño.
  11. Siempre se aplican las normas que establecieron los padres, y no “a veces sí” y “a veces no”.
  12. Evitar las reprimendas que impliquen que los padres o el resto de la familia se autocastigue.
  13. No aceptar las manipulaciones del niño como el fingir demencia “se me olvido” o estar sordo “no te oí”.
  14. No castigar la descalificación de los castigos “al cabo ni quería ver la TV”, sino manejarla inteligentemente a través de una paradoja “gracias hijo por decirme que no te molesta mucho no ver tu programa preferido, eso nos deja a tus papas tranquilos de que no sufres demasiado”.
  15. No elegir castigos que estén muy retirados del día en que se tuvo problemas, ya que el niño no entiende que es consecuencia de su conducta, además de que produce sentimientos de culpa en los padres, como por ejemplo, los cumpleaños, vacaciones, Santa Clós.
  16. Es importante que el niño entienda que el castigo es consecuencia de su conducta, y no porque sus padres son malos o no lo quieren.
  17. Y para esto es importante que los padres se quiten el papel de verdugos, por lo que necesitan aplicar los castigos, responsabilizando de éstos al niño, por ejemplo, ya no decirles “yo te voy a castigar”, ahora decirles “ya te ganaste un castigo” o “ya decidiste castigarte de nuevo”.
  18. Una vez que los padres, a solas, decidieron como manejar cada conducta del niño, se habla con todos los hijos y se les dice las nuevas normas de conducta de la casa. Es con todos para evitar hacer sentir al niño retador como la oveja negra, y para evitar que sienta que las normas solo son para él.
  19. Las normas de conducta del niño, son solo para ellos y no para los padres. Estos tienen otras normas, también muy firmes y exigentes, que firmamos ante un juez y que se llama “contrato conyugal”.
  20. Las normas son habladas, no es necesario que estén por escrito.
  21. Es importante que sea abordada la conducta problemática en la escuela, en conjunto con el docente. Pedirle a este último, un reporte semanal para que se enteren los padres del desempeño del niño, y puedan aplicar el sistema anterior. El niño deberá saber de este reporte y las consecuencias de este.
  22. Es importante que sea abordada la conducta problemática en la escuela, en conjunto con el docente. Pedirle a este último, un reporte semanal para que se enteren los padres del desempeño del niño, y puedan aplicar el sistema anterior. El niño deberá saber de este reporte y las consecuencias de este.

Silvia Imelda Peña Neira. Pediatra.

Maestría en Psicoterapia de Niños y Adolescentes

Maestría en Psicoterapia de Pareja

Relaciones Padres-Bebé

Texto tomado de :  http://conapemeparapadres.blogspot.com/2009/10/trastorno-negativista-desafiante-ninos.html

Anuncios

TRASTORNO NEGATIVISTA DESAFIANTE

El psicólogo Vicente Félix Mateo de la Unidad Atención e Intervención  PREVI- Valencia.  Hace referencia a la intervención en los trastornos del comportamiento de niños y adolescentes, por medio de técnicas o procedimientos que faciliten la reducción sintomatológica  de un trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, así mismo el Trastorno Oposicional Desafiante y el Trastorno Disocial.  Ante lo cual la familia y los profesionales deben asumir una actitud de  “Afrontamiento”.

Los procedimientos de modificación de conducta, las técnicas Cognitivo – Conductuales y el tratamiento farmacológico son los medios disponibles para mejorar los trastornos de comportamiento y tratar de aminorar sus consecuencias a largo plazo.

Un niño o niña afectados por un trastorno de comportamiento necesitara a lo largo de su vida escolar una serie de medidas que den respuesta a las necesidades que plantean desde dos contextos: la casa y la escuela; existiendo una cooperación de padres y profesores llegando a  acuerdos tácitos respecto a su aprendizaje y comportamiento.

El psicólogo (Vicente Félix) propone técnicas para incrementar los comportamientos adecuados. Por otro, las técnicas para disminuir los comportamientos inadecuados.  Además afirma que los profesionales pueden aprender a aplicar técnicas de manejo de contingencias para promover la atención, la obediencia y/o reducir comportamientos disruptivos e hiperactividad mediante la atención de los antecedentes y consecuencias del caso en consideración.

 

PRINCIPALES TÉCNICAS CONDUCTUALES PARA AUMENTAR COMPORTAMIENTOS

1. TÉCNICA : Alabanza

PROCEDIMIENTOS:  Debe ser descriptiva, debe incluir comentarios positivos, debe ser sincera, contingente a la conducta, con tono de voz agradable

ASPECTOS GENERALES: Resaltar aspectos positivos, por pequeños que sean- en el comportamiento del niño. *Previene conductas negativas

2. TÉCNICA : Atención

PROCEDIMIENTOS:  mirándole o sonriéndole, Haciendo un comentario rápido sobre su comportamiento, manteniendo una breve conversación con el alumno, realizando alguna actividad junto a él.

 ASPECTOS GENERALES: Aprender a diferenciar entre “llamar la atención” y recibir una atención adecuada. Mejorar el comportamiento fijándonos en aspectos  positivos de los alumnos

3. TÉCNICA : Contacto físico

PROCEDIMIENTOS: Sentarse cerca del alumno, sentarse al niño sobre las rodillas, abrazos y besos, hacer cosquillitas, dar una palmadita cariñosa, acariciar el pelo.

ASPECTOS GENERALES: Valorar el contacto físico como forma adecuada de relación y aprendizaje; desarrollo de la inteligencia emocional del niño a través de la expresión física.

4. TÉCNICA: Recompensas y privilegios

PROCEDIMIENTOS:  Identificar las recompensas más apropiadas para cada alumno, dar siempre después de la emisión de la conducta objetivo, nunca antes; Utilizar de forma sistemática; variar para evitar la saciación; dar privilegios en proporción al esfuerzo realizado.

ASPECTOS GENERALES: No se premia exclusivamente la emisión de la conducta, sino el esfuerzo que ha realizado el alumno por conseguirla.

5. TÉCNICA: Técnica de la Tortuga

 PROCEDIMIENTOS:  Especificar conductas disruptivas en  las que se quiere aplicar; Enseñar al niño respuesta específica a la palabra “tortuga”: cerrar ojos, pegar brazos al cuerpo, meter cabeza entre los hombros   y recogerse como una tortuga en su caparazón. Aprender relajación en la posición de tortuga;  generalizar la técnica   in situ dentro del aula; aplicar posteriormente en otras situaciones. Enseñanza de estrategias de resolución de problemas interpersonales.

ASPECTOS GENERALES : Es de fácil aplicación, logra buenos resultados a largo plazo; instruye en habilidades necesarias para la vida en sociedad; el niño aprende a afrontar los Problemas de la vida diaria y a expresar sus emociones de forma adecuada.

6. TÉCNICA: Extinción

PROCEDIMIENTOS:  Anotar en una lista los comportamientos en los que utilizaremos esta técnica; anotar las cosas que podemos hacer cuando el niño presente dicho comportamiento (ej. dándole la espalda, atendiendo a otro niño, realizando otra actividad, etc.). Prestar atención justo en el momento en que cese dicho comportamiento disruptivo, Sonriéndole, hablándole, mirándole, etc.

Si el niño intenta llamar la atención pataleando, agrediendo a otros niños, rompiendo o lanzando cosas por el aire, aplicar aislamiento.

 ASPECTOS GENERALES: Exige gran cantidad de autocontrol emocional por parte del profesor.  Ignorar no es lo mismo que no hacer nada ante un comportamiento disruptivo. Es una forma eficaz de enseñar a nuestros alumnos que su comportamiento no merece nuestra atención. Cuando llevamos a cabo esta técnica, estamos desanimando al niño a que vuelva a repetir dicho comportamiento.

 7. TÉCNICA: Costo de Respuesta

PROCEDIMIENTOS: Decida los comportamientos a manejar con esta técnica; el privilegio debe ser algo que usted pueda negar en ese momento al niño. De forma ideal, el privilegio que se quita al niño no debería afectar al resto de alumnos. Especificar a priori el tiempo de supresión del privilegio (adaptando el tiempo de supresión a la edad del niño y gravedad del comportamiento). No se deberían suprimir al mismo tiempo demasiados privilegios ni demasiado tiempo. Cambiar los privilegios que se suprimen con cierta frecuencia, para que no pierdan  eficacia.

ASPECTOS GENERALES:  El niño tiene que pagar con un beneficio la realización de una conducta inapropiada.  Aprende que todo comportamiento disruptivo lleva asociado una consecuencia negativa. Resulta especialmente apropiada para niños más mayores

 8. TÉCNICA: Pensamiento o Rincón del silencio (Time-Out)

PROCEDIMIENTOS: Sólo debe utilizarse para detener conductas o reacciones violentas como Hiperactividad, agresividad o descontroles emocionales. Es muy eficaz en niños entre 2 y 10 años. El lugar donde se realice no debe tener ningún tipo de estimulación. Es conveniente que antes de aplicarlo demos un aviso de advertencia. El niño debe saber cuánto tiempo pasará en time-out. Si el niño no quiere ir o sale antes, aplicar costo de respuesta. Alabar la primera conducta positiva del niño después de regresar del time-out.  El tiempo máximo de aplicación del time-out no deberá exceder los cinco minutos.

ASPECTOS GENERALES:  Posibilidad de reflexionar sobre el propio comportamiento. Relajarse un poco en un espacio tranquilo, antes de volver al grupo-clase.

 Texto tomado de: INTERVENCIÓN PSICOPEDAGÓGICA Y FARMACOLÓGICA ANTE LOS TRASTORNOS DEL COMPORTAMIENTO DE INICIO EN LA INFANCIA Y EN LA ADOLESCENCIA. (Vicente Félix Mateo.   Psicólogo Unidad Atención e Intervención PREVI – Valencia)