SINDROME DOWN

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DOWN ?

A continuación veremos un video sencillo que nos explica acerca del Síndrome Down y sus generalidades.

¿QUÉ NECESITAN LOS ESTUDIANTES CON SINDROME DOWN ?

  • Necesitan que se pongan en práctica con ellos estrategias didácticas individualizadas
  • Necesitan que se les enseñen cosas que otros aprenden expontáneamente.

  • El proceso de consolidación de lo que acaban de aprender es más lento. Aprenden más despacio y de modo diferente. Necesitan más tiempo.
  • Precisan mayor número de ejemplos, ejercicios, actividades, más práctica, más ensayos y repeticiones para alcanzar las mismas capacidades.
  • Requieren una mayor descomposición en pasos intermedios, una secuenciación de objetivos y contenidos más detallada.
  • Tienen dificultades de abstracción, de transferencia y de generalización de los aprendizajes. Lo que aprenden en un determinado contexto no se     puede dar por supuesto que lo realizarán en otro diferente. Necesitan que se prevea esa generalización.
  • Necesitan en la mayor parte de los casos Adaptaciones Curriculares Individuales.
  • Necesitan apoyos personales de profesionales especializados (Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje).
  • Los procesos de atención y los mecanismos de memoria a corto y largo plazo necesitan ser entrenados de forma específica.
  • El aprendizaje de los cálculos más elementales es costoso para ellos. Tienen dificultades con los ejercicios matemáticos, numéricos y con las operaciones. Necesitan un trabajo sistemático y adaptado en matemáticas y que se les proporcionen estrategias para adquirir conceptos matemáticos básicos
  • El lenguaje es un campo en el que la mayor parte de los alumnos con Síndrome Down tiene dificultades y que requiere un trabajo específico.
  • Respecto a la lectura casi todos pueden llegar a leer, siendo recomendable el inicio temprano de este aprendizaje (4-5 años). Necesitan que se les introduzca en la lectura lo más pronto posible y utilizando programas adaptados a sus peculiaridades (ejemplo: métodos visuales).
  • Necesitan que se les evalúe en función de sus capacidades reales y de sus niveles de aprendizaje individuales.

Los objetivos han de ser:

  • Individuales. Ningún niño es igual a otro, y un niño con síndrome de Down tampoco. La programación debe ir dirigida a cada alumno en concreto.
  • Prioritarios, es decir, los más importantes para ese momento. Es preciso establecer prioridades, porque no todo se puede conseguir.
  • Funcionales. Lo que para unos niños es funcional, no siempre lo es para todos. Por ejemplo, a la hora de realizar la pinza digital, algunos niños con síndrome de Down muestran más precisión con los dedos pulgares y medio. El profesor debe preguntarse qué es lo que pretende: o que el niño sea capaz de coger objetos pequeños o incluso escribir funcionalmente con una pinza “incorrecta”, o conseguir una pinza perfecta a costa de que ésta sea menos funcional. O, por otro lado, qué es más funcional: que el niño aprenda a comer por sí solo, a ser más autónomo y a tener más habilidades sociales, o que sea capaz de comunicarse en inglés.
  • Secuenciales y estructurados. Debemos elegir aquellos objetivos que son base para futuras adquisiciones necesarias y dividir los objetivos generales en objetivos específicos.
  • Evaluables, operativos y medibles. Si nos ponemos como objetivo “que mejore su atención”, éste no es operativo ya que es muy relativo. Es bastante previsible que mejore la atención de un niño, pero no sabemos cuánto ha mejorado. Por otro lado, nunca lo alcanzaremos, ya que siempre es posible mejorarla.

1. La percepción      2. La atención    3. La memoria      4. La lectoescritura   5. La psicomotricidad    6. El razonamiento lógico matemático

 

1. LA PERCEPCIÓN 

Los alumnos con síndrome de Down poseen dificultades a nivel perceptivo que afectan a la asimilación de los estímulos que percibe. Las siguientes orientaciones didácticas pueden facilitar los procesos de percepción con el fin de crear un sistema perceptivo válido para el desarrollo de los procesos de aprendizaje.

  • Mostrar los estímulos utilizando el mayor número posible de vías sensoriales. Es decir, no limitarnos a un solo canal, por ejemplo, a dar la orden verbalmente, sino apoyarnos en otros canales, como el visual, mediante imágenes o palabras.
  • Las actividades deben ser siempre motivadoras, sistemáticas y secuenciadas. A la hora de secuenciar una actividad, es importante seguir el siguiente orden: lo primero es que el niño manipule libremente el material, especialmente en las primeras edades; de este modo el aprendizaje es vivencial y parte de la experiencia del alumno. En segundo lugar, verbalizaremos la actividad, hablaremos de lo que estamos haciendo, ponemos palabras a nuestras acciones. En tercer lugar, representamos gráficamente lo que hacemos y le ponemos una etiqueta al concepto.
  • Es importante verbalizar las actividades que se están realizando, para fomentar la representación simbólica de lo que se va haciendo.

2. LA ATENCIÓN

Las personas con síndrome de Down tienen dificultades para fijar la atención, focalizarla y llevarla de un lugar a otro. Se distraen fácilmente y les cuesta cambiar de actividad. Una escasa atención interfiere lógicamente los procesos de aprendizaje.

Por ello es importante:

  • Simplificar el ambiente de trabajo, así como los materiales, evitando el mayor número posible de estímulos distractores.
  • Dar instrucciones claras y precisas, y a poder ser poco numerosas, así como acompañarlas de un modelo.
  • Comenzar con tareas que requieran poco tiempo de ejecución, con el fin de que el tiempo de atención necesario sea breve al principio para ir poco a poco aumentándolo.
  • Cambiar de actividad frecuentemente, para que la atención se mantenga activada ante la novedad.
  • Felicitar cada logro, no sólo para motivar al alumno, sino también para que tome conciencia de lo que ha conseguido gracias a su esfuerzo.

3. LA MEMORIA 

Las personas con síndrome de Down poseen dificultades en la memoria, tanto a corto plazo como a largo plazo.

Para recordar algo, es necesario adquirirlo, retenerlo y más tarde reconocerlo o recordarlo. Por ello, es importante:

  • Trabajar primero las estrategias de reconocimiento antes que las específicas de recuerdo. Esta recomendación es también aplicable a la evaluación, ya que si le pedimos que recuerde un concepto, a menudo no lo hará, y no sabremos si no lo sabe o no lo recuerda.
  • Trabajar la memoria inmediata antes que la secuencial.
  • Fomentar la comprensión de los contenidos más que la memorización de los mismos y organizar esta información, relacionándola con la que ya tiene. Se trata de darle un sentido a lo que transmitimos.
  • Al igual que comentábamos en la percepción, para mejorar la memoria es importante apoyarse en el mayor número posible de canales de entrada. Por ejemplo, para trabajar la memoria auditiva (la capacidad para recordar una serie de sonidos) nos apoyaremos en la memoria visual, menos afectada. Así, si acompañamos los sonidos emitidos de representaciones visuales o motrices la enseñanza será más eficaz.

4. LA LECTO-ESCRITURA

Los alumnos con síndrome de Down acceden a la lectura por medio de métodos globales mucho mejor que mediante métodos analíticos. Por ello, es importante adaptar los materiales de lectura a esta metodología, tratando de simultanearla con la enseñanza habitual del resto de los alumnos.

En cuanto a la escritura, los alumnos con síndrome de Down presentan grandes dificultades a la hora de escribir, no sólo respecto a la grafía, sino también en cuanto a la expresión escrita y ortografía. Por ello es importante:

  • Trabajar todos los aspectos de la escritura, y no limitarla a la grafía: separación correcta de palabras, análisis y síntesis de las ideas, exposición ordenada del pensamiento, conocimiento de la ortografía.
  • No limitar la escritura a la manual, sino fomentar el uso del ordenador con el fin de trabajar la escritura, a la vez que se trabaja la grafomotricidad y la motricidad fina.

5. LA PSICOMOTRICIDAD

Dadas las dificultades para el control del propio cuerpo y para integrar la información que llega por esta vía, es importante desarrollar una estimulación complementaria a este nivel, que además influye decisivamente en el desarrollo emocional y cognitivo del niño. Así, es importante:

  •  Trabajar el control motor, la coordinación de los movimientos, la lateralidad, el equilibrio, la imagen corporal y las relaciones espaciotemporales.
  • Fomentar la expresión corporal.
  • Utilizar siempre como punto de partida la experiencia vivida del alumno.
  • Aprovechar las sesiones de psicomotricidad colectivas para fomentar la integración del alumno en el grupo así como la socialización.
  • Trabajar la psicomotricidad fina

6. EL RAZONAMIENTO LÓGICO-MATEMÁTICO

El razonamiento lógico matemático no se limita al aprendizaje de las matemáticas o del cálculo. Los alumnos con síndrome de Down tienen dificultades en la comprensión de los conceptos abstractos, la comprensión de las relaciones entre los objetos y la lógica. Por ello, es importante:

  • Partir de los aprendizajes funcionales y útiles para ellos
  • Trabajar primero los conceptos en ellos mismos, mediante la manipulación de los materiales y la vivencia propia de los aprendizajes.
  • Trabajar la orientación espacial
  • Trabajar los diferentes atributos de los objetos: forma, color, tamaño
  • Desarrollar mediante la psicomotricidad las orientaciones espaciales, temporales y numéricas

 

 ESTRATEGIAS UTILIZADAS EN LAS SESIONES DE APOYO ESCOLAR

Estrategias utilizadas para desarrollar la lectura:

FASE INICIAL

  • Usar apoyo gestual y visual.
  • Señalar con el dedo por dónde va leyendo.
  • Pronunciar exageradamente.
  • Aplicar un gesto a cada sílaba si la palabra que lee presenta dificultad en la pronunciación.
  • Utilizar palabras conocidas por el alumno/a.
  • Indicar el sonido inicial de la palabra con el gesto.
  • Utilizar la metodología verbotonal.

COMPRENSIÓN LECTORA

  • Volver a leer el texto.
  • Responder oralmente a preguntas durante la lectura que la profesora realiza.
  • Prestar atención al título de la lectura.
  • Subrayar el vocabulario de la lectura que no conoce.
  • Buscar las palabras que desconoce en el diccionario o sustituirlas por sinónimas.
  • Subrayar la información en el texto para contestar a la pregunta que se le formula, aunque hay que evitar que la respuesta la escriba al pie de la letra.
  • Comprender el significado de frases hechas.
  • Saber que la letra negrita en un texto suele ser lo más importante.
  • Repetir la lectura de la oración, elevando el tono de la voz cuando aparecen nexos para así evitar su omisión.
  • Repasar con colores los signos de puntuación para que los realicen y entonen de forma correcta.

Estrategias utilizadas para desarrollar la escritura:

FASE INICIAL 

  • Ayudar cogiéndole la mano para realizar las grafías.
  • Realizar el punteado de letras.
  • Ofrecer apoyo verbal de la grafía que debe realizar.

DOMINIO DE TODAS LAS GRAFÍAS

  • Autocorregir su propia escritura leyendo la palabra.
  • Realizar preguntas sobre lo que ha escrito.
  • Realizar escritos funcionales: carta, lista de la compra, invitación …
  • Dar unas preguntas que le ayuden a estructurar su escrito.

Estrategias utilizadas para desarrollar el cálculo:

  • Utilizar material manipulativo.
  • Utilizar sinónimos conceptuales como juntar, quitar…
  • Leer una serie numérica de forma ascendente y descendente.
  • Trabajar con el número mayor en la cabeza y con el otro en los dedos para sumar.
  • Utilizar la escalera “estoy en el piso…., tengo que ir desde .. hasta …. ”, o guardar la cantidad que tengo en la mano para contar hasta la que hay que ir, para realizar una resta.
  • Ofrecer la serie numérica o decir “quita uno” para saber cuál es el número anterior.
  • Representar con un dibujo un problema matemático y realizar un análisis de datos, a través de contestar unas preguntas o completar unas frases, que le llevan a deducir la operación correcta, para mejorar la comprensión del problema.
  • Utilizar el despegue de un cohete o el bajar la escalera para la serie numérica descendente.

Estrategias utilizadas para desarrollar la memoria:

  • Favorecer la repetición.
  • Dar recados
  • Repetir una frase que acaba de escuchar.
  • Contar por orden lo que se ha hecho durante la sesión.
  • Realizar órdenes.
  • Memorizar una secuencia de imágenes de colores, o de números.
  • Aprender su teléfono y dirección
  • Memorizar una poesía corta.
  • Leer una frase, taparla y escribirla.
  • Volver a recordar de forma breve una información aprendida en la sesión anterior.
  • Usar esquemas conceptuales de tipo literal.

Estrategias utilizadas para desarrollar la atención:

  • Mantener el contacto visual con el alumno/a y cuidar su condición postural.
  • Subir el tono de voz cuando se distrae.
  • Utilizar tareas motivantes para el alumno/a.
  • Utilizar material novedoso y atractivo.
  • Atender a una explicación.
  • Usar absurdos.

Estrategias utilizadas para desarrollar la motivación:

  • Aplicar lo que aprende
  • Valorar el esfuerzo realizado para lograr un aprendizaje.
  • Verbalizar la utilidad de lo que está aprendiendo
  • Explicar que el error no es malo sino que forma parte del proceso para conseguir un aprendizaje.
  • Tener un buen clima afectivo en el aula.
  • Realizar una actividad de forma lúdica (en alumnos/as más pequeños).
  • Utilizar el refuerzo social.
  • Iniciar un aprendizaje a partir de sus conocimientos previos.
  • Conocer aquello que está sucediendo ahora: una fiesta, un suceso… e integrarlo dentro de la dinámica de la clase.
  • Realizar las tareas más difíciles al inicio de la sesión dejando las más fáciles o de repaso para el final.
  • Elegir el material.
  • Decidir por qué tarea empieza de las que se le ofrecen.

Estrategias utilizadas para desarrollar la autonomía:

  • Entrar en el aula solo
  • Colgar su ropa en el perchero.
  • Sacar su carpeta.
  • Dejar el tiempo necesario para responder.
  • Escoger los utensilios que necesita para trabajar.
  • Buscar la fecha en el calendario.
  • Limpiar lo que ensucia.
  • Localizar en el libro la página por la que va, o la página que se le pide.
  • Continuar el trabajo que domina solo, sin la necesidad de la presencia del adulto.
  • Avisar cuando termina la tarea.
  • Guardar el material.
  • Utilizar dinero.
  • Darles responsabilidades como borrar la pizarra.
  • Utilizar el reloj.
  • Conocer sus datos personales: edad, teléfono….
  • Enseñar el que busquen la manera de encontrar la información que necesitan.
  •  Aprender a pedir ayuda ante una dificultad.

Autores: Departamento de Apoyo Escolar de Granadown

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s